¿Orgullo o perjuicio?

Conforme han avanzado las generaciones en México, las opiniones se han polarizado de manera creciente cuando se trata de equidad relacionada con las preferencias sexuales personales.

57fbad450c6ab-54c7eb7c0c271_1420_
Foto: Agencias

Parece un mal vicio no solo del mexicano sino inherente al ser humano poner más atención en aquello que nos divide antes que dar prioridad a los temas que requieren nuestra unidad porque los años han transcurrido e indiferentes a toda la problemática nacional que existe, los mexicanos seguimos discutiendo, aún y cuando la ley dice que todos somos iguales, si las personas que toman decisiones distintas a lo cotidiano en cuanto su sexualidad merecen gozar los mismos derechos y oportunidades frente al resto de la población.

suecia-transgenero-esterilizaciones-kp2E--620x349@abc
Foto: Agencias

Las decisiones que cada uno toma, por muy extremas que estas sean, no inhiben los derechos humanos que por cierto son inalienables, no obstante, es sumamente importante cuidar las formas que utilizamos para defender respectivamente nuestros derechos porque la línea entre defender lo que merecemos de manera responsable y defendernos “agrediendo” a otros es absolutamente delgada.

fobia
Foto: Comunidad LGBTI

En la actualidad, supuestamente, vivimos en sociedades más organizadas que se fundamentan en premisas determinadas por todos; estableciendo de esta manera que las formas de vida aceptadas no están constituidas por el criterio de uno solo sino por lo que la mayoría prefiera, así que aunque podemos hacer lo que queramos e incluso postular cambios a lo establecido es necesario respetar la voluntad general, escuchar y mediante la estrategia correcta hacer las propuestas que permitan conseguir acuerdos que satisfagan a todas las partes ponderando el bien mayor.

La comunidad LGBTTTIQ como parte de la población mexicana debe ser respetada y tomada en cuenta porque los que la conforman no están segmentados, no son humanos diferentes ni ajenos; son parte, como los heterosexuales, de todos los mexicanos que estudiamos, ejercemos un oficio o profesión, ayudamos a otros y tenemos familia.

En opinión personal tener una preferencia sexual distinta a la heterosexualidad no es una cuestión de orgullo o prejuicio, mas bien, se trata de una decisión que debe ser respetada pero  no forzosamente entendida.

 

 Que puedes elegir sobre tu cuerpo y sexualidad no significa que los demás lo deban aprobar o apoyar, significa que sin importar tus elecciones te brinden lo que mereces por el simple hecho de que eres un ser humano. Esa es la verdadera equidad, la verdadera lucha en el campo de lo social.

 

 

 

Por :

Alexis Olvera Pino.png

Estudiante de economía en la Universidad Autónoma del Estado de México.

Director General #MÉXICOJOVEN

facebookAlexis Olvera Pino

twitterbird_rgb @pimelno10

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total. Derechos RESERVADOS para jovenEshacerpolítica®La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s