2017: Rompiendo paradigmas en el escenario internacional

El 2017 se nos fue, un año que marcó el escenario internacional para siempre, cambios que no se veían desde principios de los 90´s y que contrajeron grandes movimientos en el ajedrez mundial.

Modificaciones que se venían cocinando con miras a cambiar paradigmas desde años atrás, que se vieron acentuadas desde principios del 2017.

En primera instancia, la llegada de Donald Trump al poder. Nadie se imaginaba que este personaje ganaría los comicios presidenciales de la silla más importante del mundo y sobre todo que traería políticas proteccionistas que irían en contra de la ideología que por tantos años Estados Unidos defendió y promovió; la globalización.

Y que gracias a esta nueva tendencia americana se produjeron consecuencias irreversibles en el corto plazo, una de ellas, es la pérdida de hegemonía de los EU sobre el mundo, que a lo largo de los años y tras varias guerras les tomó construir y consolidar.

Y la otra es ir en contra de la integración económica y comercial entre los países, prueba de ello fue la sorpresiva “modernización” del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) entre México, Canadá y EEUU, que actualmente sigue en incertidumbre del no saber en que acabara y si será benéfico para los 3 países.

Además de su salida del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) que uniría comercialmente y económicamente a toda el área del Asia-Pacifico.

Otro suceso importante en América fue el gobierno de Nicolás Maduro quién se encargó de llevar a la ruina a Venezuela mediante un intento fallido de democratizar las decisiones a través de su Asamblea Nacional Constituyente que termino en ser todo lo opuesto y llevó a la sociedad a salir a las calles otra vez, para mostrar su descontento con la actual administración, esto, aunado a la gran crisis económica que afecta al país desde años posteriores.

Y no solo eso, también vimos un giro radical al pensamiento y actuar latinoamericano en donde gobiernos que por años habían sido de tendencia a la izquierda, llevando a consolidar el famoso socialismo del siglo XXI, terminaron inclinándose a la centro derecha.

Mientras tanto, en el corazón de Europa se vivieron acontecimientos muy interesantes el primero fue la victoria de Emmanuel Macron en Francia, que puso en jaque a los movimientos nacionalistas que tomaron terreno durante el año en el viejo continente, principalmente golpeando a liderado por Marine Le Pen.

Macron buscará consolidarse como el nuevo estereotipo de líder del mundo libre, renovar la ilusión europea y devolverle a Francia el liderazgo dejado atrás por el Reino Unido tras su salida al Brexit.

Sin duda alguna, otro suceso que puso la mira del mundo en el continente europeo fue el referéndum de independencia de Cataluña que fue más notable por la falta de liderazgo, incapacidad de respuesta y de negociación entre Rajoy y Puigdemont que por los resultados del mismo, que hasta el momento el gobierno español se sigue oponiendo al ejercicio y validez de este.

Asia no se quedó atrás, presenciamos un momento histórico, el resurgimiento de la China de Xi Jinping como la nueva gran potencia, una China que busca ocupar los huecos dejados por EU en el mundo, suscribir tratados de Libre Comercio, expandir su cultura, incentivar la construcción de una economía mundial más abierta e inclusiva, generar proyectos con alcance global como la nueva ruta de la seda. Entendió que al aislarse del mundo sería menos productiva y prospera, por ello está consciente que para lograr sus objetivos como Nación es necesario tener relaciones estrechas con el mundo, por lo tanto actualmente esto la convierte en el principal promotor de la Globalización.

En ese mismo plano geográfico, tuvimos una Corea del Norte a la que ya estamos acostumbrados, muy hermética y desafiante en contra de la comunidad internacional. Prueba de ello fue la gran cantidad de pruebas nucleares realizadas durante el año, poniendo al pie del cañón su ingreso al club nuclear y amenazando con poner en riesgo la estabilidad y paz mundial.

Y por último el 2017 nos dejó el conflicto sirio aún sin resolverse, un conflicto que según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha dejado un total de 312,000 muertos en su último conteo del año 2016.

Y es que por más de 6 años se ha convertido en una atroz y sangrienta guerra civil que ha arrastrado a potencias mundiales y regionales hacia ella, y que actualmente las negociaciones de paz continúan en un punto muerto provocando que su fin este muy lejos.

Después de todos los escenarios internacionales y cambios de paradigmas que se vivieron en el año 2017 ¿Qué nos deparara el 2018?.

“Opinión personal Sin duda alguna 2017 quedará marcado para siempre en la historia como el año que Donald Trump puso el mundo de cabeza”

 

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

hector-esteban - copia - copia.png

 

Alfonso de la O estudiante de la Licenciatura de Negocios Internacionales por el IPN.
Embajador juvenil para la agenda 20/30 de las Naciones Unidas por My World México.

 

facebookAlfonso de la O

twitterbird_rgb @Alfonso_dela0

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s