2018. El año de los jóvenes ¡Es ahora o nunca!

Joven, tú perteneces a una nueva generación de servidores públicos, la fuerza reside en tu preparación, en tu espíritu incansable, en tu capacidad de servir realmente a la gente, en tu vigorosidad misma, en tu dinamismo, en tu honestidad, en tu limpieza, en tu firme convicción de actuar y no explotar a la gente más necesitada. tu que puedes asumir y representar las aspiraciones de tu pueblo, es tiempo de que razones de que es ahora o nunca, tiempo de que reflexiones tu actuación como agente de cambio.

Tú, que tienes los ojos abiertos y los oídos bien destapados para asimilar las problemáticas sociales, tu que puedes convivir con todos y tu espíritu de competencia te va a sacar a flote, tu que tienes una forma distinta de acercarte a la gente, de convivir y resolver problemáticas ancladas, viejas, tienes la capacidad para resolver desde diferente ángulo lo que está impactando negativamente en la sociedad.

Hoy, es tiempo de que participes, de que canalices tus aspiraciones, no te excluyas de la política porque al hacerlo, otros van a tomar las decisiones por ti y éstas casi siempre no son acertadas. El aquí y él ahora te está brindando la oportunidad de construir una nueva época de justicia, equidad y de inclusión para todos, con una sociedad más informada, más educada, más capaz, más involucrada en la vida pública, más participativa, más solidaria, más transparente.

Tú, que puedes valorar causas, personas, instituciones, intégrate, participa y sobre todo inclúyete, haz equipo en tu colonia, en tu barrio, en tu callejón, en tu calle, no trabajes aislado. La participación a título personal sumada a otros, te va a dar fuerza y cohesión a tu grupo. Pero si eres de los que les gusta ver los toros desde la barrera y si incluso no quieres verlos, estás en tu derecho. Sin embargo para mi propio modo de pensar, hay que participar para solucionar.

Sé que podemos actuar desde diferentes trincheras, pero la política es el medio idóneo para la transformación social, por lo que los jóvenes somos esa generación de actores en potencia listos para entrar en acción a la escena política, en cualquier momento. Podemos ser esa nueva generación de políticos frescos, esos nuevos rostros que la comunidad demanda, somos esas nuevas ideas, somos esas nuevas ganas de servir a nuestro país, con entusiasmo y deseo ferviente de practicar el ejercicio de la nueva gobernanza, de revolucionar la política.

Los jóvenes que queremos incursionar en la política, sí estamos aptos para conducir el rumbo de nuestros barrios y comunidades, ciudades y estados de nuestro país. Sí estamos dispuestos a renunciar al estilo de vida que acarrea el poder, no necesitamos relojes de costos millonarios, ni celulares a expensas de todos, ni derroches de gasolina, de comida, viáticos, durante la función pública. Nuestra protección no requiere de escoltas, no necesitamos vivir en mansiones, ni conducir autos de lujo. No necesitamos de ningún exceso para demostrar nuestra capacidad de trabajo, en una sola frase, “los jóvenes podemos hacer más con menos”.

Nosotros los jóvenes podemos y estamos dispuestos a donar un porcentaje de nuestros salarios y renunciar a todos esos lujos y excesos.

Los jóvenes vemos la política de como el noble oficio para usar debidamente el poder para ayudar al más necesitado, para beneficiar al pueblo. Mas no como ese corrompido oficio idolátrico del poder que siempre termina por esquilmar al pueblo. Tú que me estás leyendo, recuerda que el político tiene el poder en apariencia, pero el verdadero poder le corresponde al pueblo, del pueblo, por el pueblo y para el pueblo y, siempre va a estar en manos del pueblo.

Vivir la política es caminarla, deambular sus callejones, subir sus cerros, con verdadera sensación de bienestar y libertad, vivir la política es perderse entre los colectivos y personas.

Necesitamos hablar con la verdad y todos tienen derecho a saberla, hoy es un hecho innegable que la sociedad está polarizada en torno a pleitos de poder, violencia, miedo, y derivado de ello, con justa razón, está harta por igual, se moviliza en busca ya de un cambio y avanza pero no logra unirse con otros para avanzar.

Seguro estoy que todos y cada uno de ustedes, jóvenes, puede hacer grandes cosas, como yo las he hecho, y como premio de la juventud, ustedes también pueden serlo. Únete con otros para avanzar.

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

hector-esteban - copia

 

Licenciado en Derecho por la Universidad de Guanajuato.

facebook Max Santiago Ibarra

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s