La pobreza: con desigualdad y sin derechos

Que todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos, establece el artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los que la hemos leído y nos la tomamos en serio luchamos diariamente por esa aspiración; otros, quienes también la han leído la guardan en reserva para un momento oportuno en algún discurso o debate,  y por último, los que no la conocen o no la han leído negarán lo que ella proclama, y con justa razón.

No podemos separar la libertad de la igualdad. Ambos conceptos se sostienen mutuamente para que sea posible el cumplimiento de los derechos humanos, es por ello que en las Declaraciones aparecen juntos. Que todas las personas nacemos libres e iguales es cierto, lo avala no solo un criterio ético sino también científico pero son las condiciones históricas, sociales, materiales y culturales, en las que se nace las que imponen la desigualdad.

La pobreza y la desigualdad han sido dos de los más grandes flagelos del México contemporáneo. Según estadísticas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), México se ubica como el país con menores ingresos y último lugar en la medición de una reducción de la desigualdad. hacia arriba de la pirámide social el país registra cuotas persistentes y hoy a la alza en los niveles de pobreza, así como enormes contingentes acosados por la vulnerabilidad que reflejan carencias sociales básicas, como el acceso garantizado a la salud pública, la educación media y superior, la vivienda y la seguridad social.

La hora de la igualdad proclamada en 2010 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) no ha llegado, puesto que a estas alturas del 2017 México sigue siendo el país más desigual en la región más desigual del mundo. Cuando se habla de pobreza y desigualdad, lo que manda e impera es el silencio.

Hoy por hoy la pobreza y desigualdad son la afrenta más grave a los derechos fundamentales. La pobreza es causa y efecto de las violaciones a los derechos humanos. es un origen de violación a dichos derechos en cuanto es una condición de carencia y desigualdad que conduce a otras violaciones; es resultado de las estructuras que han vulnerado de manera crónica esos derechos, en la medida que los sistemas políticos y socioeconómicos han concentrado los beneficios del crecimiento a los más favorecidos.

Vemos gobiernos inclinados a imponer reservas cuando se trata de aceptar el enfoque de derechos humanos específicos de las personas y comunidades en situación de inequidad y de marginación, en condición tan vulnerable de indigencia y extrema pobreza, negándoles el reconocimiento como titulares de derechos y agentes de cambio, contrariamente prefiriendo e implementando una política social paternalista con perspectiva filantrópica, incluso de caridad, lo que sin duda refleja que no están siendo garantizados los derechos sociales en el país.

¿Cómo podemos definir a la pobreza?

La pobreza es privación extrema de bienestar. ser pobre es pasar hambre, carecer de vivienda y vestuario adecuados, estar enfermo y no recibir cuidados, ser analfabeta y no contar con servicios educativos. es un fenómeno multidimensional que comprende la falta tanto de ingresos como de las capacidades básicas para vivir con dignidad.

Las personas que viven en la extrema pobreza a menudo son desatendidas o abandonadas por los políticos, los proveedores de servicios y los responsables de la formulación de políticas debido a su falta de voz política, capital social y financiero, así como por su exclusión social crónica. la discriminación contra las personas que viven en la pobreza está generalizada y es ampliamente tolerada.

Un claro esfuerzo jurídico de la comunidad internacional sobre el tema ha sido la aprobación en 2012 de los Principios rectores sobre la extrema pobreza y los derechos humanos de la ONU que son los primeros lineamientos de políticas a nivel mundial centrados específicamente en los derechos humanos de las personas que viven en la pobreza. Estos principios están destinados a que los gobiernos los utilicen para asegurar que las políticas públicas, incluyendo los esfuerzos para erradicar la pobreza, alcancen a los miembros más pobres de la sociedad; respeten y defiendan sus derechos, y tomen en cuenta los significativos obstáculos sociales, culturales, económicos y estructurales que enfrentan las personas que viven en la pobreza para gozar de los derechos humanos.

Dichos principios deben y tienen que ser aplicados aquí en territorio nacional, ya que un enorme peso que tiene la población mexicana es el trabajar en condiciones de informalidad laboral, donde predomina el trabajo precario y las remuneraciones bajas y estancadas.

Para concluir, la defensa de los derechos humanos de las personas en situación de pobreza no debe ser sólo una preocupación de abogados o activistas de derechos humanos, sino de todo el cuerpo social como elemento esencial para erradicarla, beneficiando al conjunto de la sociedad con un clima más propicio para el crecimiento, la convivencia pacífica y la democracia. Es deber de todos construir una cultura de derechos en las personas y colectividades pobres, que cambie su auto percepción con respecto a las no pobres. La persona pobre es titular de derechos y no una persona necesitada de ayuda.

¡Si no hay esperanza para los pobres, no la habrá para nadie, ni siquiera para los llamados ricos!.

 

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

hector-esteban - copia

 

Licenciado en Derecho por la Universidad de Guanajuato.

facebook Max Santiago Ibarra

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s