¿Qué dices?

La palabra ha sido, es y será sin duda la forma por excelencia de expresar desde la idea más vaga hasta el sueño más sublime del ser humano, pero sin duda esta ha evolucionado a través de los siglos  sufriendo variaciones tanto de forma como de fondo e incluso de valor.

El siglo XIX, en opinión personal, ha sido uno de los momentos más importantes para la palabra en México, no solo porque existían limitados medios de comunicación sino porque esta se convirtió en el estandarte de los revolucionarios a tal grado que la única que ley que existía era la palabra; como bien lo dijo Guillermo Prieto a Pancho Zarco <<Narrar la realidad, fijarla en el papel, hacerla palabras, palabras que hacen ideas, ideas que provocan acciones.>>

Actualmente lo que decimos ya no se considera ni referente de verdad ni herramienta de creación o promoción de acciones, de hecho en todo el mundo se ha propagado la desconfianza mediante la palabra que se trasmite desde lo aparente pequeño que puede representar la comunicación cara a cara hasta las grandes alternativas de expresión como lo son la televisión, el radio y las redes sociales.

Si es posible culpar a alguien del descrédito que tiene todo lo que los mexicanos decimos tendríamos que señalar a “Fuenteovejuna”, porque propagando de boca en boca dimes y diretes sin ton ni son hemos invalidado nuestra palabra propagando la desinformación que bastante daño le ha hecho al país.

Y es importantísimo reflexionar en este momento sobre lo que estamos diciendo dado que  2018 en México es un año que gozará de poca estabilidad considerando no solamente la problemática social sino también las decisiones electorales que se avecinan.

El tema es tan trascendente que lo que decimos tiene la capacidad de meternos en graves problemas o solucionarlos y transformar el entorno; para ser más claros, lo que dices seguramente determinará quien será nuestro próximo presidente de la república, así con todas sus letras.

Pregunto: ¿Qué dices? Con el afán de hacer conciencia en lo que platicas, en lo que escuchas y hasta en lo que compartes en tus redes sociales porque entiendo que cada quien es responsable de lo que dice así como también todos tenemos libertad de expresarnos, sin embargo, meditando a detalle o como decimos aquí “pensando antes de hablar” es posible impedir que México y nuestros días venideros paguen los platos rotos de lo que muy a la ligera  se dice.

 

“El triunfo de la revuelta se debe sobre todo a la opinión pública

Ignacio Comonfort

 

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

Alexis Olvera Pino.png

Estudiante de economía en la Universidad Autónoma del Estado de México.

Director General #MÉXICOJOVEN

facebookAlexis Olvera Pino

twitterbird_rgb @pimelno10

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

 

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s