Detectan contaminantes en comida para perros

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha detectado varias marcas de alimento para perros contaminadas con un fármaco utilizado para la eutanasia, lo cual ha orillado a algunos fabricantes a solicitar el retiro voluntario de sus productos, causando inquietud entre los propietarios de mascotas.

La FDA afirma que la concentración de la sustancia en el alimento enlatado para mascotas difícilmente podría dañar a los animales. No obstante, la dependencia advierte que ninguna cantidad de pentobarbital sódico -un fármaco letal utilizado para practicar sacrificar a los animales- es aceptable en el alimento para mascotas.

La compañía J. M. Smucker, mejor conocida por la mermelada Smuckers, ha respondido al informe notificando el retiro voluntario del alimento contaminado para mascotas que comercializa. La comida para mascotas de las marcas Gravy Train, Ol’Roy, Kibbles N’ Bits, o Skippy Premium, podrá devolverse en las tiendas para recibir un reembolso completo. Así mismo, la FDA ha pedido a las tiendas de mascotas que dejen de vender dichas marcas de inmediato. Lo mismo aplica al alimento para perros de la marca Against the Grain, la cual solicitó la devolución de sus productos por el mismo problema, la semana pasada.

En estos momentos, la FDA está investigando de qué parte de la cadena de suministro provino la sustancia y cómo contaminó el alimento. Cuando un animal pequeño está demasiado enfermo, los veterinarios suelen inyectarle pentobarbital sódico en dosis lo bastante altas para que el animal muera de un paro cardiaco. Existen otros métodos para sacrificar a los animales, y en el caso de las especies más grandes, es costumbre utilizar armas y herramientas parecidas a las armas, por ser más práctico.

Algunos productores de alimento para animales compran materias primas en instalaciones que procesan animales sacrificados en refugios para animales. Esto significa que algunos alimentos para mascotas se fabrican con variedades de carnes que no consumen los humanos, incluidas ganado enfermo, y gatos y perros que contienen dosis letales de pentobarbital sódico. En otras palabras, el cadáver de un perro callejero que fue sacrificado en un refugio podría terminar molido como comida para perros. Se desconoce si esta práctica tiene alguna relación con las marcas que han sido retiradas del mercado.

El envenenamiento por pentobarbital sódico puede ocasionar “somnolencia, mareo, agitación, pérdida del equilibrio, náusea, nistagmo (movimiento lateral, rápido y repetitivo, de los ojos) e imposibilidad para levantarse”, informó la FDA. La dependencia recomienda que, si tu perro manifiesta síntomas de envenenamiento por pentobarbital sódico, acudas de inmediato con tu veterinario.

 

Por la Redacción, 

con información de Newsweek. 

 

unnamed joveneshacerpoliticatv.com         

google-plus-300x336 +jovenEshacerpolíticaTV

unnamed.png @jovenEshacerpolíticaTV

facebook  @jovenEshacerpolíticaTV

twitterbird_rgb @revista_jovenEs

YouTube-TV jovenEshacerpolíticaTV

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s