Los partidos y su forma de hacer política

En estos tiempos de coyuntura electoral, una primera ronda de negociaciones iniciará en próximos días para la selección de candidatos municipales para el ayuntamiento de Guanajuato 2018-2021. Los diferentes frentes políticos en sus respectivos lugares han pregonado la urgencia de tener en sus filas gente joven y bien preparada, lo cual es una simple simulación, ya que habemos muchos jóvenes buenos y preparados, pero insisto, la degradación de la vida pública y de las razones de los partidos políticos para escoger a sus candidatos han rebasado los límites.

Mi parámetro barreal, rural y urbano así como el de muchos otros jóvenes, me sitúan como elegible y viable para ocupar un cargo de elección popular. muchos jóvenes preparados y capaces al igual que yo, pretendemos buscar el voto de confianza y apoyo por medio del contacto directo con todas las personas, estrechando la mano de todas y todos, escuchando de voz propia sus problemáticas, recogiendo sus reclamos con atención, conociéndolos y conociéndonos.

Señores dirigentes de los partidos políticos, dejen de engañar a la comunidad, déjense de simulaciones, hablen claro y de frente, al ciudadano le gustan las cuentas claras. Analicen con ética los perfiles de todos los aspirantes al momento de proponer candidatos, no se inclinen por el compadrazgo, amigazgo, dedazo ni mucho menos por el criterio de supuesta popularidad.

La implementación de un instrumento de evaluación para la selección de candidatos a cualquier puesto, no necesariamente tiene que ser subordinado a las reglas internas del partido, sino ser un instrumento de potenciación mutua, complementario y no subordinado. Debe de ser un documento que se cumpla de buena fe, confiable, que satisfaga plenamente las aspiraciones del ganador o del perdedor; definitivamente tiene que ser un instrumento de evaluación reformatorio de las reglas no explicitas de los partidos políticos.

En democracia, todos tenemos derecho de aspirar a algún cargo público, es por eso que los dirigentes deben dejar las prácticas de ser los dueños de la pelota y del territorio, eso, debe dejarse a un lado. Los dirigentes de los partidos políticos, están obligados a renovar la cultura política de elección y selección de candidatos a cargos públicos, y de resolver el problema de los viejos métodos tradicionalistas que aún son tan arraigados dentro de los partidos, dañando al ciudadano en su dignidad al no permitir la incorporación de gente con verdadera vocación de servicio, conservando la miseria política.

Opino, que todos los gremios debieran de ponerse a hacer su tarea sobre la selección de sus representantes y empezar por catalogar a aquellos que van a luchar por el interés colectivo, depurando selectivamente las listas de los aspirantes, gente que no sea corrupta, gente que no sea deshonesta, gente que rinda cuentas claras, gente que enfrente los problemas de los jóvenes, gente que se avoque a elevar el nivel cultural, gente, que simple y sencillamente respete a su entorno y a los demás. En una sola frase, que las ciudades vuelvan a ser nuestras.

En el último de los casos, los comités ejecutivos nacionales de los partidos políticos fungen como rectores, ellos tienen la última palabra para buscar un acuerdo de las verdaderas necesidades del ciudadano y así echar a andar lo que se llama cultura política.

Para concluir, si realmente tenemos el mismo objetivo de devolver la confianza de los ciudadanos en la democracia y hacer que vuelvan a creer en la política, la exclusividad en los partidos tiene que desaparecer y dar genuina apertura a todo aquel con preparación y aspiración.

 

¡Dignifíquense y dignifiquemos la política!

 

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

hector-esteban - copia

 

Licenciado en Derecho por la Universidad de Guanajuato.

facebook Max Santiago Ibarra

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s