Meade, el candidato desinflado

Cuando todos creíamos que la etapa de las precampañas eran infructuosas, una pérdida de tiempo, de recursos, que los precandidatos únicos solo habían salido a recorrer la pasarela y que por consiguiente el periodo de la intercampaña sería de lo más aburrido, nos sorprenden con un nivel de golpeteo político, aunque con más mierda que argumentos por delante, que esperábamos más adentrada la campaña.

Nadie en su sano juicio pensaba que esta contienda por el poder iba a estar a la altura de las expectativas ciudadanas, con diagnósticos claros y propuestas realistas aunque novedosas, para poder solucionar la gran problemática por la que atraviesa este país, pero también es cierto que nadie esperaba una contienda donde el candidato del PRI, cualquiera que este fuera, estuviera tan rezagado en las preferencias electorales al finalizar la precampaña.

Esta grave situación al interior del cuarto de guerra de José Antonio Meade sumado al escándalo de los millonarios desvíos en la SEDATU y en la SEDESOL que apuntan directamente a Rosario Robles, pero que en el caso de Desarrollo Social podrían salpicarlo, al menos por omisión, generó nitroglicerina pura y el deslinde del candidato con el Presidente Peña, que muchos creían era la única forma viable de crecer, se convirtió en un manotazo sobre la mesa del primer priista del país.

La respuesta fue clara y contundente: rodeó al candidato con los dinos institucionales, la crema y nata de lo más recalcitrante del PRI, destacando Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, René Juárez y Beatriz Paredes entre otros personajes; con ese acto la operación electoral del PRI y del Estado había comenzado y la careta del candidato ciudadano de Meade se iba por el retrete.

Después de esa demostración de poder al interior del partido, el siguiente movimiento era más que obvio, utilizar toda la fuerza del Estado y hacer todo lo que se puede y están acostumbrados a hacer, legal o ilegalmente, para remontar ese lejano tercer lugar.

¿Cómo? Sacando los expedientes que siempre existen en el cajón y que estaban esperando el mejor momento -o el necesario- para tratar de bajar a Ricardo Anaya que ya había tomado distancia, nada nuevo bajo el sol.

¿Es Ricardo Anaya culpable de algún delito? No lo sé y no soy la autoridad competente para investigarlo. Su responsabilidad dependerá de las actuaciones judiciales siempre y cuando le finquen responsabilidades, porque de otra forma no habrá nada de oficio qué perseguir.

Sin embargo, lo que sí puedo juzgar es el uso electoral y faccioso de las instituciones del Estado, secuestradas por el Ejecutivo con el pleno interés de mantener el poder para no enfrentar el rigor de la justicia de la alternancia.

Lo que también puedo juzgar, levantando la voz de manera irreverente y sin desperdicio, es señalar la burda, sectaria y vulgar forma de procurar justicia a conveniencia.

Esta forma pronta y expedita ¿por qué no se aplica con Emilio Lozoya y Odebrecht, con César Duarte y Alejandro Gutiérrez, con Ruiz Esparza y la SCT, con Rosario Robles y la SEDATU/SEDESOL, con todos los involucrados por la Estafa Maestra y Pegasus? Hay tantos casos emblemáticos que siguen sedientos de justicia y que creen que olvidaremos.

El Presidente tomó la decisión y ya desenfundó, en mi pueblo dicen: “Si estás armado y te animas a sacarla, es para disparar”.

Si tienen un caso realmente sólido tómenle la palabra a Ricardo Anaya y fínquenle responsabilidades, de otra forma, no vaya a darse un balazo en el pie, señor.

 

Por la Redacción, 

con información de EMD.

 

 

unnamedjoveneshacerpoliticatv.com         

google-plus-300x336+jovenEshacerpolíticaTV

unnamed.png@jovenEshacerpolíticaTV

facebook@jovenEshacerpolíticaTV

twitterbird_rgb @revista_jovenEs

YouTube-TVjovenEshacerpolíticaTV

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestroAviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s