Elección 2018: Qué sigue para México

Terminó la contienda electoral en donde estuvo en juego la Presidencia de la República, 128 senadurías, 500 diputaciones federales, 8 gubernaturas, la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, 972 diputaciones locales en 30 congresos estatales, 1596 ayuntamientos con una suma de cargos que van desde 12 mil regidurías hasta 1664 sindicaturas. Lo que viene ahora es el litigio postelectoral, los juicios político-electorales que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación deberá resolver hasta el 6 de septiembre y que habrá de calificar la elección presidencial.

Algunos observadores advierten que la fase del conflicto postelectoral forma parte del proceso administrativo de fiscalización de los recursos de los partidos políticos, etapa que le corresponde al Instituto Nacional Electoral (INE), quien tiene como plazo definitivo hasta el próximo 10 de agosto para resolver y sancionar conforme a derecho.

Esta etapa de fiscalización es la más compleja, tanto para el INE como para el Tribunal Electoral, porque es aquí donde se juzgará la posibilidad de anular procesos electorales estatales, municipales; de la presidencial ya ni se diga porque el margen de distancia de Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de la Presidencia de la República, es muy amplio.

Según la redacción del artículo 41 constitucional derivado de la reforma político electoral de 2014, que a la letra dice: “La ley establecerá el sistema de nulidades de las elecciones federales o locales por violaciones graves, dolosas y determinantes en los siguientes casos:

a) Se exceda el gasto de campaña en un cinco por ciento del monto total autorizado;

b) Se compre o adquiera cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, fuera de los supuestos previstos en la ley;

c) Se reciban o utilicen recursos de procedencia ilícita o recursos públicos en las campañas.

Dichas violaciones deberán acreditarse de manera objetiva y material. Se presumirá que las violaciones son determinantes cuando la diferencia entre la votación obtenida entre el primero y el segundo lugar sea menor al cinco por ciento”.

Sobre este punto del sistema de nulidades de elecciones, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no sólo se ha pronunciado por fiscalizar el rebase de topes de gastos de campaña, sino también el origen de los recursos que se ha convertido en uno de los problemas más graves de la fiscalización, máxime que el Tribunal Electoral tuvo su primera prueba de fuego al confirmar que el candidato independiente a la Presidencia de México, Jaime Rodríguez Calderón, financió ilegalmente la recolección de firmas con las que obtuvo la candidatura.

Los magistrados confirmaron la sanción por 739 mil pesos y visitas a la Procuraduría General de la República, el Sistema de Administración Tributaria y a la Contraloría y Transparencia de Nuevo León para que se investigue al aspirante por triangulación de recursos.

Lo anterior es un claro ejemplo de la impunidad que se vive en México, pero también es un llamado a fortalecer las instituciones del Estado mexicano y en específico, sobre las que regulan la materia político – electoral, para que algún día tengamos elecciones totalmente libres, licitas y en paz.

No nos olvidemos tampoco de la violencia exacerbada en este reciente proceso electoral, al ser asesinadas poco más de 100 candidatos y candidatas, así como las muestras de violencia durante la jornada electoral. Algo que sin duda tiene que parar.

Ante ello, deberíamos empezar a mirar hacia otras alternativas y propuestas para una evolución en nuestro sistema electoral, por ejemplo, poder tener un sistema de democracia indirecta como el de Estados Unidos de América, o bien la implementación de la segunda vuelta electoral, también el voto electrónico, y en especial sobre este último, nos ahorraría un sistema de elecciones bastante costoso que implica insumos y gastos personales, materiales y logísticos; además de los supuestos de violencia que pudieran suscitarse el día de la jornada electoral. Es decir, tener elecciones más y mejor planeadas y organizadas.

México es una gran nación y el cambio no vendrá en automático después del primero de julio, no va a pasar nada hasta que participemos y hagamos nuestra propia ‘talacha’ desde la trinchera en donde estemos.

Nuestras relaciones sociales deben y tienen que ser más sensibles, cordiales y humanizadas desde nuestros hogares, familias, amigos y amigas; hacia una reconciliación de nuestras diferencias.

México es muy grande y aquí cabemos, todas, todos, todes, comprometiéndonos, exigiéndonos y exigiéndoles a nuestros gobernantes un México más justo, con un relieve más parejo, siempre con una actitud de crítica abierta.

Ya es hora, este es el siglo XXI, es hora de respetar la diversidad de género y sexual, ya es hora de que prestemos respeto y ayuda a los y las migrantes, ya es hora de que nos involucremos más en la ciencia, la música, el arte, el deporte, la salud. Todo lo malo que estamos viviendo no es para nada normal. México no es de un solo ganador, aquí vivimos todes, luchamos todes y ganamos todes.

Es hora de respetarnos en nuestro pensar, sentir y actuar; es hora de que participemos como una ciudadanía plena en la democracia, en la responsabilidad y honestidad, tanto gobernantes como gobernados. Es hora de que transformemos a México, llegó la hora de construir ese cambio, es hora de sumar-sumar y no restar ni dividir, es hora de celebrar que somos una comunidad decidida, crítica, exigente e inconforme contra la mala gobernanza.

Acabemos con la desigualdad, pobreza, salarios precarios, terminemos de una vez por todas con el feminicidio, la corrupción, la mala administración, el rezago social, demos fin a los privilegios injustos, a los crímenes contra la prensa, fin a la desesperanza, es hora de acabar con los grupos coludidos entre crimen y autoridades. Ya es hora de aclarar verdades ocultas ¿No cree usted?

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

hector-esteban - copia

 

Licenciado en Derecho por la Universidad de Guanajuato.

facebook Max Santiago Ibarra

 

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s