¿Por qué la mujer víctima que sufre de violencia no denuncia?

Es una triste realidad saber que en el mundo, una de cada tres mujeres experimentará violencia física o sexual a lo largo de su vida.

Y es sumamente alarmante la encrucijada en la que se encuentra la mujer víctima de violencia, al no tener el valor de denunciar el maltrato, ya que de acuerdo a la deprimente sociedad en la que vivimos está expuesta a la revictimización, ya que no logramos comprender la situación que sufre la mujer maltratada y el por qué no pueden salir de la situación de maltrato, ya que ésta se relaciona directamente con el miedo, pues como la mujer maltratada sufre una exposición frecuente a él.

Del miedo se generan en ella estados agudos de ansiedad que se vuelven habituales y que desencadenan estados depresivos, los cuales unidos a ciertas señales traumáticas del escenario de violencia, configuran un contexto donde la mujer va cediendo cada vez más a los requerimientos de su agresor y volviéndose sumisa, pues sólo así tiene posibilidades de no hacer enojar a su agresor y que este la maltrate.

Es así que las mujeres agredidas, son descritas como masoquistas, locas o histéricas a las que les gusta que les peguen y es muy frecuente escuchar en diversos espacios sociales, juicios encontrados y prejuicios, cuando se analizan las representaciones que construyen acerca de la mujer víctima y del hombre maltratador.

Generalmente, la mujer sale mucho peor parada que el agresor, que suele aparecer como un hombre normal, que nunca ha sido violento según los vecinos y testigos; no el villano que uno espera, versus una mujer desencajada y fuera de sí que lo provoca con sus comportamientos. Esta concepción de la mujer como objeto de abuso es sólo una de los muchos estereotipos que circulan en la sociedad respecto a víctimas y agresores.

No importa en qué lugar suceda la violencia contra las mujeres, ni la forma que adopte, ni a quien perjudique, debe detenerse.

Debemos seguir trabajando en la incansable lucha para erradicar de forma definitiva este infortunio que atropella la dignidad de las mujeres como seres humanos, vulnerando su derecho de vivir una vida libre de violencia y en igualdad de género.

 

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

tania-colaboradora

Facultad de Derecho de la UNAM.

Presidenta del Ateneo Nacional de la Juventud Estado de México Región Oriente.

Coordinadora Regional Expresión Juvenil Revolucionaria Estado de México.

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica®. La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s