No existe el amor, son neurotransmisores

Además de sustancias como serotonina, adrenalina, oxitocina y vasopresina, que conforman la fórmula del amor, en las relaciones de pareja intervienen diversas áreas cerebrales y neurotransmisores, que propician distintas emociones y que son las bases para el desamor.

El académico de la Universidad del Valle de México, Sergio Gustavo Zúñiga Sánchez, comentó que hoy se sabe que el cerebro (y no el corazón) es el que puede tener el “flechazo” de cupido, cuando son sintetizados y liberados distintos neurotransmisores dentro del propio cerebro y al torrente sanguíneo.

Detalló que los neurotransmisores son sustancias químicas creadas por el cuerpo que transmiten o envían información desde una neurona hasta la siguiente a través de unos puntos de contacto llamados sinapsis. En la actualidad se han considerado hasta 60 sustancias químicas con esta función.

bcd6b2da0eeb063129f05192ae3fc4aePUBLICIDAD

Sostuvo que entre los neurotransmisores más estudiados y sus funciones en la fórmula del amor, está la serotonina, que es sintetizada a partir del triptófano, un aminoácido que no es fabricado por el cuerpo, por lo que debe ser aportado a través de la dieta. Se le reconoce como la hormona de la felicidad y los niveles bajos de esta sustancia se asocian a la depresión.

Mientras que la dopamina está involucrada en las conductas adictivas y sensaciones placenteras, aunque, también se vincula a los movimientos musculares, la memoria y el aprendizaje.

La adrenalina es una hormona asociada a mecanismos supervivencia, que permite reaccionar de manera adecuada ante una situación de estrés, por ello regula también la presión arterial, frecuencia respiratoria y mantiene a la persona alerta y sensible a distintos estímulos del medio ambiente.

En tanto que la oxitocina, es un neuropéptido que se produce en el hipotálamo y se dirige a la hipófisis, glándula que la libera para expulsar la leche materna cuando la madre ofrece la lactancia a su hijo, es la responsable de las contracciones uterinas durante el parto.

Sin embargo, y de acuerdo con un comunicado de la UVM, se libera durante diversos aspectos sociales como una comida agradable, el placer durante el orgasmo o incluso durante el desarrollo de vínculos afectivos o el crecimiento de los niños.

En el enamoramiento, describió el experto, la vasopresina incrementa la preferencia por la pareja, los niveles de cortisol, la atracción y la presión arterial. También se le nombra hormona antidiurética, y es producida por el hipotálamo, regula la concentración de orina y su excreción de ésta por medio de los riñones, su actividad influye de manera directa en la tensión arterial.

 

Por la Redacción,

con información de Forbes.

google-plus-300x336+jovenEshacerpolíticaTV

unnamed.png@jovenEshacerpolíticaTV

facebook@jovenEshacerpolíticaTV

twitterbird_rgb@JEPNewsTV

YouTube-TVjovenEshacerpolíticaTV

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s