Cuajimalpa y Miguel Hidalgo, la “gallina de los huevos de oro” de constructoras e inmobiliarias

Las alcaldías de Cuajimalpa y Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México, registran una mayor demanda de 8.4% y 8.9% respectivamente en proyectos residenciales premium, de acuerdo con un estudio del sitio inmobiliario Lamudi México.

Lo malo

Las desarrolladoras han impulsado las construcciones de edificaciones arquitectónicamente vanguardistas, lo malo, muchas de ellas suman a la ya existente problemática de mayor tráfico vehicular, sobre explotación del uso de agua, contaminación por el uso de servicios en el hogar y se duplica apenas las cifras cuando de oficinas corporativas se trata.

hot-shapers
PUBLICIDAD

Lo bueno

Lamudi destacó los proyectos desarrolladas por Humberto Artigas y Javier Sordo Madaleno en el caso del Club Residencial Bosques y por Jack William Nicklaus, por el Club de Golf Bosques, en Cuajimalpa que reflejarán este aumento de la plusvalía.

Por otro lado agregan que hay alcaldías que han aumentado su oferta de desarrollos premium como Álvaro Obregón con una oferta del 10%, Benito Juárez de 9% y Miguel Hidalgo, que se mantiene con el 24%, lo que eventualmente podría aumentar la plusvalía de las zonas.

Las inmobiliarias y las constructoras

Si todo sale bien, en 2024 el ingreso promedio de las familias de clase media en la Ciudad de México será de 20,000 pesos al mes, según cálculos de la consultora inmobiliaria Softec. Esto es una mejora desde los actuales 17,000 pesos actuales que reporta Inegi. Sin embargo, no será suficiente para costear la compra de un hogar propio, y esto será una constante para las casi 390,000 viviendas que serán demandadas en la ciudad en los próximos tres años.

 

 

 

 

 

 

Sin proyecto de ciudad

La Ciudad de México dispone de seis meses al año en los que se puede captar agua de lluvia equivalente a toda el agua que recibe Londres todo el año, agrega el experto, lo cual es una ventaja en materia de sostenibilidad y posibilidades de mayor densificación.

“Nos damos el lujo de desperdiciar 40% del agua potable en fugas, usar mejor los recursos naturales implicaría no preocuparnos, porque habrá más casas y no alcanzará el agua”, indica Adriá. “Una ciudad, aún sísmica, pero más densa y con mayor transporte público sería mejor para todos”.

En el mundo, hay modelos habitacionales utilizados desde hace décadas para combatir la escalada de precios de vivienda, de los que en México ni siquiera se habla. Algunos permiten a todos los estratos de ingreso adquirir una casa, afirma Diane Davis, profesora de Desarrollo Regional y Urbanismo y jefa del Departamento de Planeación Urbana de la Graduate School of Design, de la Universidad de Harvard.

Davis se refiere al esquema conocido como Community Land Trust, una especie de fideicomiso de tierra comunitaria que se utiliza en varias ciudades de Estados Unidos y Reino Unido, y que contrarresta un problema que padecen las principales ciudades de países en desarrollo: el costo de la tierra. Un fideicomiso que tiene apoyo del gobierno adquiere terrenos y los pone a disposición de un desarrollador para que construya departamentos a un menor costo, pero con la condición de que los precios estén regulados: debe de ofertar cierto número de departamentos a precios accesibles, de modo que, en un mismo edificio, haya familias con distinto poder adquisitivo, lo que redunda en un mejoramiento del tejido social, dice la experta.

bcd6b2da0eeb063129f05192ae3fc4ae
PUBLICIDAD

Pero aún queda una condición para que un modelo de este tipo funcione, advierte Davis: las ciudades deben enfrentar ese problema común que es la corrupción. “Cada país tiene corrupción en diferentes niveles y no siempre se llama corrupción, a veces ‘sólo’ pasa que los proyectos se asignan a amigos de amigos”, señala.

La falta de transparencia genera muchos problemas cuando se quieren implementar esquemas innovadores, lo que sólo puede ser contrarrestado con la organización social. “Es un problema frecuente, pero muchas de las tragedias no tienen que ver tanto con la corrupción como con la regulación”, indica la experta. “El reto es que la regulación proteja a los mercados y a los ciudadanos; [por tanto] a los ciudadanos les toca buscar este tipo de figuras que funcionan en otros lugares, y asegurarse que funcionen bien en su localidad. Si un puñado empieza a buscar que las cosas marchen bien, será más fácil hacerlo conforme más grandes sean los grupos”.

 

Por la Redacción,

con información de Agencias

unnamedjoveneshacerpoliticatv.com         

unnamed.png@jovenEshacerpolíticaTV

facebook@jovenEshacerpolíticaTV

twitterbird_rgb@JEPNewsTV

YouTube-TVjovenEshacerpolíticaTV

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s