Restos encontrados pertenecen a Daniela Ramirez Ortiz

Familiares de Daniela, la joven desaparecida desde el pasado 19 de mayo tras presuntamente ser secuestrada por un taxista, confirmaron que una de las osamentas halladas en Tlalpan pertenece a la víctima.

Fue ayer cuando los peritos de la Procuraduría General de Justiia (PGJ) realizaron una inspección en la zona de Parres en la alcaldía de Tlalpan, pues de acuerdo con mensajes que ella habría mandado a un amigo, ella dijo donde se encontraba, pidiéndole ayuda, sin embargo minutos después ya no contestó.

Se trata de la joven Daniela Ramirez Ortiz, quien la madrugada del pasado 19 de mayo, le envió un mensaje a su amigo pidiéndole ayuda, esto cuando iba a bordo de un taxi que había tomado al sur de la Ciudad de México (CDMX).

“Mi única hija está desaparecida, eso es la muerte. Es estar muerta en vida. Es lo peor que te puede pasar en la vida. Yo no sé si Daniela está bien, está mal. Quien sabe cómo la está pasando. Solo quiero que regrese a casa”

Los hechos

Dany, era hija única, trabajaba en una pizzería, era una joven bastante reservada, sin embargo el sábado 18 de mayo, pidió permiso a su madre para ir a una fiesta con unos amigos después del trabajo.

“Yo le dije que sí porque iría con sus amigos de la pizzería. Yo ya la empezaba a dejar salir con ellos porque ya confiaba un poco más. Daniela era de carácter reservado”

Alrededor de las 9 de la noche del sábado, ella salió del trabajo y tomó un taxi para dirigirse a una fiesta ubicada en San Andrés Xochimilco, durante el camino a su destino la joven se mensajeaba con uno de sus amigo, a quien le pidió ayuda y le dijo que el chofer había tomado otra dirección y que intentaba secuestrarla.

Fue alrededor de las 11:45 de la noche cuando la madre de la joven dejó de tener comunicación con ella, más tarde cuando Dany no le contesto, Margot creyó que se estaría divirtiendo en la fiesta y que se había quedado a dormir en casa de sus amigos.

A la mañana siguiente Margot le envió de nuevo mensajes a su hija, los cuales no fueron respondidos, aun tranquila, creyendo que su hija se había ido a trabajar y no podía contestar el teléfono, sin embargo ese día Dany tampoco llegó a su casa.

Al día siguiente, el lunes, acudió a la pizzería a preguntar por su hija, y fue en ese momento que se enteró de los mensajes de auxilio que había mandado Dany.

 

 

Por la Redacción,

con información de Agencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s