Estados Unidos es ya el tercer país del mundo con más casos confirmados de Covid-19

Estados Unidos es ya el tercer país del mundo con más casos registrados de Covid-19. El virus avanza imparable por el país, alterando todos sus tejidos, del social al económico, del político al moral. Hasta este lunes por la mañana, al menos 35.000 personas habían dado positivo en las pruebas de coronavirus y 458 habían fallecido. El número de casos se ha duplicado desde el viernes por la tarde. Los números crecen exponencialmente a medida que se expanden las pruebas de diagnóstico por toda la geografía. A principios de marzo, cuando el acceso a las pruebas era aún extremadamente limitado, apenas había 70 infecciones constatadas. El presidente Donald Trump apunta a la posibilidad de suavizar los confinamientos y otras restricciones por el zarpazo económico que suponen: “No podemos permitir que la cura sea peor que el problema, al final del periodo de 15 días, tomaremos una decisión sobre a dónde debemos ir”, escribió el domingo cerca de la medianoche.

La expansión de la pandemia paraliza la vida pública ya en la mayoría de los Estados. Colegios cerrados, negocios vacíos, eventos cancelados, reuniones prohibidas. Uno de cada tres estadounidenses vive ahora sujeto a medidas de confinamiento.

En Nueva York se anunciaron 4.800 nuevos casos el domingo. Ya hay más de 15.000 infecciones en el Estado, casi la mitad de las documentadas en el país, la gran mayoría en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York.

La Gran Manzana es hoy uno de los epicentros globales de la pandemia. Casi uno de cada 20 casos confirmados en el mundo está en la ciudad. La semana pasada se ordenó el confinamiento de la población y el cierre de negocios no esenciales. Hoy se levantan hospitales de campaña en Manhattan y en los suburbios, ante el previsible desbordamiento de la red sanitaria.

“Esta semana se va a poner muy mal. Necesitamos unirnos como nación. De verdad, de verdad, necesitamos que todo el mundo se quede en casa”, imploraba el lunes por la mañana el director general de Salud Pública, Jerome Adams. Durante el fin de semana, circularon las imágenes de gente que desafiaba las recomendaciones de las autoridades y salía a la calle. En las playas de Florida o en los parques de la capital, donde centenares de personas se congregaban para contemplar el espectáculo anual del florecimiento de los cerezos. “Así es cómo se expande”, advertía Adams. “Los números que estamos viendo ahora reflejan lo que pasó hace dos semanas. No queremos que Dallas, Nueva Orleans o Chicago se conviertan en el nuevo Nueva York”.

A medida que se extiende el coronavirus, surgen las dudas sobre si el país está preparado para responder a la amenaza. Errores burocráticos provocaron una deficiente distribución de pruebas de diagnóstico que impidió valorar a tiempo el avance real del virus. El personal médico alerta de la falta de mascarillas y respiradores. La Guardia Nacional ha desplegado 7.300 efectivos por todo el país. Miles de trabajadores pierden sus empleos. Los mercados financieros se han dejado una tercera parte de su valor en solo un mes.

Y en el centro de todo, un presidente que ha construido su poder sobre la polarización y el aislamiento lidera la respuesta a una crisis que, más que ninguna otra, requiere unidad y cooperación. Un comandante en jefe acostumbrado a guiarse por su instinto y su vanidad, ante una crisis donde inevitablemente ha de dejarse guiar por los expertos.

Donald Trump empezó cuestionando la doctrina científica sobre la gravedad de la amenaza. Cuando esta era innegable, arremetió una vez más contra la prensa y, desafiando de nuevo a los expertos, convirtiendo al coronavirus en el “virus chino”, diseñó un enemigo extranjero, a la medida de sus obsesiones geoestratégicas, para inflamar a sus bases con su combustible predilecto.

 

 

Por la Redacción,

con información de ElPaís.

unnamedjoveneshacerpoliticatv.com         

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s