Petróleo, fin de una era, hora de atender alternativas viables

Ante el reciente golpe a la economía mundial por la pandemia del COVID19, el desplome del petróleo es ahora, una oportunidad a trabajar por las energías alternativas.

En esta ocasión, hablaremos del uso y el potencial que representan las fuentes de energía renovable en México, específicamente, las relacionadas con energía hidroeléctrica, eólica, solar, geotérmica y bioenergía, cuyo objetivo es reducir la dependencia de los combustibles fósiles para la generación de electricidad, reduciendo las emisiones de gases nocivos para el medio ambiente.

Aunque la economía mexicana depende en mayor parte del petróleo; es momento de que éste se convierta en una palanca de desarrollo para transitar a energías alternas.

Es necesaria la inversión del sector petrolero a la investigación e implementación de energías limpias,  con la finalidad de diversificar el sector energético y disminuir el riesgo de codependencia de una sola fuente de energía.

A continuación mencionaré algunas alternativas al uso del petróleo:

Actualmente, la energía hidroeléctrica es la de mayor capacidad instalada y se obtiene en una termoeléctrica,  mediante  la caída del agua desde cierta altura a un nivel inferior, lo que provoca el movimiento de ruedas hidráulicas o turbinas, con esta  suministra aproximadamente un 10% de la electricidad a nivel mundial. A favor: no contamina y es renovable, requiere de agua, un clima y la topografía apropiada.

Ahora bien la energía radiante producida en el sol como resultado de reacciones nucleares de fusión, llega a la tierra e interactúan con la atmósfera y es captada por paneles solares hechos de celdas fotovoltaicas, que suministran electricidad de uso doméstico. Ventajas es de bajo costo no genera emisiones, es silenciosa, pero se deberá invertir en la infraestructura. La  energía creada a partir de esta tecnología es baja, razón por la cual tiene un alto potencial, y cuenta con un nicho de oportunidad para desarrollarla e invertir en ella.

El hidrogeno es un elemento abundante, sin embargo no se presenta en estado puro, y requiere técnicas  especializadas para su obtención mediante el consumo de otros combustibles fósiles como el petróleo, gas natural, que al transformarse se convierte en una fuente de recursos, y gracias a sus bajas emisiones en dióxido de carbono permite reducir la contaminación y el efecto invernadero.

La energía eólica se concentra principalmente en (La Venta-Oaxaca), esta es producida por el viento y proviene de la acción de la fuerza del viento sobre unas aspas oblicuas unidas a un eje común, que a través de una máquina llamada Molino transforma el viento en energía aprovechable. El eje giratorio puede conectarse a varios tipos de maquinaria para moler grano, bombear agua o generar electricidad. A favor: segura, inagotable

La biomasa es una materia orgánica de origen vegetal o animal, mediante la descomposición de residuos y desechos orgánicos se crea una composta, y susceptible de ser aprovechada energéticamente

La utilización de biomasa para obtener energía es un atractiva opción para el sector rural debido a su potencial social de múltiples beneficios y México se convertiría en un foco central de atención para la producción de biocombustibles, aunque el  campo que todavía está en el primeras etapas de la exploración. Antes de promover la producción de biocombustibles,

Es necesario evaluar primero el potencial natural de la biomasa como punto de partida para la planificación estratégica, para garantizar un suministro estable de alimentos y estándares apropiados de protección ambiental.

Por último, ya existe legislación sobre el uso de energías renovables, pero aún existen algunas barreras que no permiten que las tecnologías exploten su potencial.

Se deben realizar estudios de zonas con rutas energéticas basadas en las necesidades de cada región, a fin de sustituir de manera gradual a los combustibles fósiles.

Lo anterior es una propuesta; México tiene un potencial extraordinario en energías alternas; debemos salir adelante hemos dependido del petróleo durante décadas y ha servido al país como fuente de desarrollo pero es momento transitar a maneras más sustentables y así consolidar nuestra soberanía energética.

Ya lo dijo Erik Solheim, director ejecutivo de ONU Medio Ambiente:

“En un mundo lleno de incertidumbres, hay una cosa cierta que podemos decir: no resolveremos los gigantescos desafíos que enfrenta hoy nuestro mundo sin talentos extraordinarios, nuevos pensamientos e ideas audaces”

 

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

im2 (1)

Fernando Rubio Quiroz.

Consultor político especialista en temas ambientales.

twitterbird_rgb@FernandoRubioQ_

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica®. La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s