¡Chapulines no, traidores menos!

En las pasadas elecciones del 2018, “El universal” dio a conocer en su investigación que al menos 795 candidatos que estaban por competir eran “chapulines”[1], sinembargo, este término no solo debe estar acuñado a aquellas y aquellos que pasan “de cargo en cargo” en los tres órdenes de gobierno, es decir, un día se es diputado local y luego se renuncia o se pide licencia para competir por una senaduría y posteriormente para ser alcalde o alcaldesa; sino también, a los actores políticos que cambian de bancada en disputa por el ejercicio del poder, en este caso, las presidencias de las mesas directivas y de las juntas de coordinación política o simplemente por votos en distintos ámbitos por futuros favores económicos o de puestos simbólicos.

Anuncios

En febrero pasado, la senadora Lili Téllez dio marcha atrás en su participación con el grupo parlamentario de MORENA, anunciando desde sus redes sociales que los “diferentes criterios” eran irreconciliables; posteriormente, se sumó a la bancada de Acción Nacional con la bienvenida del presidente nacional Marko Cortés y el coordinador de la bancada del PAN, Mauricio Kuri. Lo anterior, quedó en un acto con muchas interrogantes de las que destacan: ¿por qué la senadora no prefirió quedarse como independiente? y si tanto congeniaba con la oposición ¿por qué no integrarse desde un principio?, sin duda, es un movimiento (lamentablemente legal) que ha pasado por muchos años y que afecta directamente la credibilidad de los partidos políticos, a sus militancias y por supuesto a la ciudadanía que ejerce (y no) su voto.

Actualmente, en la búsqueda por la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Fernández Noroña, así como los dirigentes del Partido del Trabajo y del Partido Encuentro Social, Alberto Anaya y Hugo Erick Flores han hecho públicas sus intenciones de unidad para que el diputado petista pueda llegar a aquel objetivo. Desafortunadamente, en el camino, se han encontrado alianzas y “chapulineos” manchados de corrupción, extorciones y denuncias como ha sucedido con la incorporación de Mauricio Toledo Gutiérrez; otra de las sumas es el ex perredista Héctor Serrano, quien a dos meses de asumir su cargo renunció al partido y hasta hace unos días se había mantenido como independiente y finalmente, la integración de José Ángel Pérez, ex integrante del Partido Encuentro Social y Manuel López Castillo quien, en primera instancia, participaba en la bancada de MORENA.

Lo más deplorable y penoso es que, a pesar de que los partidos políticos cuentan con una militancia activa y con cuadros juveniles que han apostado por agendas justas, transparentes e innovadoras se siguen viendo a las y los mismos en las candidaturas internas y externas. El relevo generacional parece casi inexistente además de que pocas veces se permite ser disruptivo o disruptiva o generar verdadera autocrítica. Es un gran reto hacer frente a la corrupción, al “cabildeo oscuro” y sobre todo al “chapulineo” de las dirigencias que solo buscan seguir en el espectro político y que siguen manejando el “quién sube y quién no”.

Se pudo con la “Ley 3 de 3”, la ciudadanía exigió transparencia y rendición de cuentas en términos patrimoniales a todos los políticos así como a los servidores públicos con el objetivo de combatir la corrupción y tratar de evitar que se sigan desviando recursos del Estado a cuentas personales y/o empresas fantasma; ahora, toca volver a exigir congruencia y cero simulación con nuevos mecanismos que minimicen o impidan el famoso “chapulineo” porque sí, son prácticas que no solo ponen en entre dicho los valores, la congruencia y la calidad institucional de los partidos políticos, sino que dan a entender que la toma de decisiones y la participación política siguen estando concentradas en una élite económica y socialmente privilegiada.

En conclusión, los partidos seguirán existiendo por muchísimos años más, lastimosamente, las candidaturas independientes no han podido consolidarse y tienen grandes desventajas en las competencias electorales, por ello, no se debe de desistir en la lucha por el cambio externo e  interno de los mismos, además, hay que generar alianzas por una verdadera agenda con puntos en común y no por razones personales, asumir las responsabilidades de las decisiones tomadas, es decir, no tener miedo al “sí, nos equivocamos y lo vamos a cambiar”,  aceptar el relevo generacional y hecho de que se necesitan nuevos rostros y perfiles y, finalmente, producir nuevos discursos, los cuales deben ser proactivos, con verdaderas propuestas porque “el trabajo mata grilla”, todas y todos los van a agradecer.

Anuncios

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

 

hbi+

Fernanda Carmona.

Consejera General Consultiva PAN CDMX.

twitterbird_rgb

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica®. La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Un comentario

  1. Me parece muy atinado tu análisis y sin entrar en controversia qué sería de los partidos políticos si sus filas no se llenaran de chapulines? Opino que el salto de un partido a otro o de un puesto a otro vas más ligado a los deseos de cada persona dejando a un lado el objetivo principal de un servidor público: trabajar para el ciudadano
    Obviamente el interés y el beneficio propio evita el paso a nuevas generaciones políticas, lo que provoca un estancamiento y evita que lleguen nuevas ideas, gente fresca y con otra visión que desafortunadamente al existir pero no tener un respaldo político lo suficientemente bien posicionado muchos acaban entrando al juego de la política tradicional antes de ser eliminados del mapa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s