Celebró su fiesta de cumpleaños y murió días después

Anuncios

Un niño de 9 años, llamado JJ Boatman, falleció como consecuencia de una complicación por el COVID-19 después de contagiarse en el estado de Texas, Estados Unidos.

Anuncios

El pequeño había sido internado en un hospital en Fort Worth, Texas, luego de haber celebrado su fiesta de cumpleaños junto a su familia.

De acuerdo con sus familiares, JJ Boatman estaba corriendo y jugando horas antes de comenzar a experimentar los síntomas del COVID, ya que además tenía asma; pero era considerado por su familia como una persona sana y activa.

“Por la noche estaba gritando y llorando a su mamá porque no podía respirar. Ella se acercó y vio que su rostro y sus labios estaban azules”, agregó su tío.

Inmediatamente, su madre lo llevó a emergencias donde fue trasladado en avión al centro de asistencia Cook Children´s Médical, donde los expertos se percataron que los pulmones del niño estaban llenos de líquido.

Al siguiente día, los médicos del hospital le notificaron a la madre que el pequeño había fallecido, por lo que ella quedó sumamente devastada ya que se trataba de su único hijo.

No sabía que iba a volver a casa con las manos vacías, sin su hijo. Es difícil, por supuesto. Ese era su bebé. Ese era su único hijo

– Gabriel Ayala

Con la historia de JJ Boatman, las autoridades sanitarias han insistido en que cualquiera puede contraer COVID-19 sin prever los daños que puede causar al organismo de la persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s